jueves, 5 de enero de 2017

Queridas Reinas Magas

Imagen de http://virvireta.blogspot.com.es/2015/12/queridas-reinas-magas.html


Este año me he portado regular (como siempre). 
Creo que no he curado a nadie, aunque (afortunadamente) al final la gente casi siempre se acaba curando sola. 
A veces he ido a trabajar con la frente arrugada y ojeras en el cerebro, y seguramente no lo haya hecho muy bien. Espero sepáis perdonarme por estas faltas, de verdad que soy consciente de que tienen que ser las menos posibles. 
En mi día a día trato de acompañar, consolar y estar disponible, y a veces es lo mejor que puedo ofrecer. Intento mantener dibujada la sonrisa y esto me cuesta poco trabajo, ¡debe ser por la cantidad de buena gente que me rodea! 
Además de en mi trabajo, intento de estar disponible para mi familia, aunque separada por un trocito de mar y otro poco de tierra, espero que ell@s lo sepan y que me tengan en cuenta para lo bueno y para lo malo. 
Mis deseos para el año próximo son un montón (también como siempre) y espero que me podáis ayudar a conseguirlos. 
Quiero seguir aprendiendo a tope en este camino lleno de baches que es la medicina, y encontrar la fuerza para dar lo mejor de mi misma incluso cuando me fallen, sobre todo ahora que acaba mi etapa como MIR y accedo al mundo de la precariedad. 
Quiero encontrar un equilibrio entre lo personal y lo profesional, y compartir mi tiempo con las personas a las que quiero, a la vez que me convierto en una médica de familia de las que molan, a ser posible. 
Quiero encontrar nuevos proyectos que me ilusionen y me hagan crecer. 
Quiero ver a mi padre cantar en los escenarios mil veces más (y llorar cuando por fin le escuche como solista), contarle a mi hermano pequeño mis viajes y descubrimientos, hacer rabiar a mi hermana y después verla reír, ver pelis en inglés con mi hermano “mayor”, entender y escuchar más y mejor a mis abuelos, ser más detallista con Xisco, y leer al lado de mi madre en el sofá mientras me hace cosquillas.

Ya sé que pido cosas difíciles, pero por pedir, que no quede. Yo me comprometo a poner de mi parte para que estas peticiones se hagan realidad, ya que esto de la magia muchas veces no funciona. Ya echaremos cuentas el año que viene.


Un abrazo y buen camino

No hay comentarios:

Publicar un comentario