domingo, 21 de abril de 2013

La especialidad que me eligió

¡Ya está, ya pasó, ya llegó el gran día, ya tengo mi plaza! :DD


El pasado martes 16 de abril partí hacia Madrid con las mariposillas ya revoloteando a sus anchas por mi estómago. Pero a pesar de que sabía a lo que iba, y de que sabía casi exactamente cómo iba a ocurrir todo, no podía ni imaginarme lo que sentí ese bendito miércoles por la mañana cuando, dentro del Ministerio de Sanidad, pulsé el botón de intro...

Cuando acabé la carrera aún me esperaba el examen MIR. Cuando obtuve mi nota y mi puesto en el examen todavía me quedaba tomar una importante decisión. Han sido pasos importantes y decisivos, han sido pequeños éxitos, pero en todo momento sentía que aún faltaba algo más que hacer, algo que cerrar.

Y el miércoles, por fin, de una vez por todas y de una forma extraordinaria, se cerró.

Cuando bajé las escaleras para escuchar las instrucciones de la funcionaria que nos recibía, sentía pánico. Mis padres se quedaron en la puerta y yo aún me giré varias veces para ver sus caras y reunir valor. Tardaron una eternidad en decir mi nombre. Y después tardé otra eternidad en recorrer ese pasillo que me llevaba al salón en el que tendría lugar la adjudicación de plazas.
Estando ya sentada y esperando, aún no estaba segura de dónde coger la plaza. Aunque mis vísceras ya tenían claro desde hace mucho por dónde tirar, cuando supe mi nota en seguida empecé a sufrir, aunque de forma leve, eso que llaman numeritis. (dícese del aspirante MIR que elige una especialidad de las más populares dejándose llevar por el hecho de tener un número alto). O mejor dicho, la sufrían mis padres y mi entorno cercano y yo me dejaba contagiar. Sin embargo, cuanto más hablaba con otras personas sobre la posibilidad de hacer especialidades hospitalarias, más me convencía a mi misma de que yo lo que quería era otra cosa. Así que al final y para resignación de mucha gente a mi alrededor, me obligué a seguir a mis vísceras y dirigí mis pasos hacia donde ellas me indicaban. Pero realmente no estaba segura de nada. Aún en aquel momento y sentada en aquella butaca esperando escuchar mi nombre, tenía miedo de equivocarme, de cometer un error garrafal (porque yo soy muy de cometer errores gordos) y no poder volver atrás. Podría elegir casi cualquier cosa, si así lo decidía. ¿Sería capaz de ser fiel a mis vísceras hasta el último momento? Y lo más importante: ¿debía serlo? Estaba muy nerviosa.

Mientras elegían los primeros 120 compañeros y compañeras que pasaron delante de mi, me volqué el el twitter para no pensar y no darle más vueltas a la cabeza. Me concentré en las elecciones y en las caras que ponían l@s futuros residentes al obtener su plaza. Casi todo el mundo iba derecho al ordenador de la elección, sin pararse a mirar si aún quedaban plazas, sin dudar. Iba muy rápido. Después hubo un parón durante el que los que estábamos arriba pasamos a ocupar los asientos vacíos de la sala de abajo. Entonces tuve la fortuna de coincidir con una compañera y nos sentamos juntas. Fue mucho mejor compartir ese rato con ella, comentando cómo se iban desarrollando las elecciones y compartiendo nuestras inquietudes. Hubo algunos aplausos pero no se dirigieron a quienes cogían las especialidades con menos renombre, si no a gente arbitraria. Supuse que serían compañer@s de facultad quienes aplaudían.

Cuando me llegó el turno, temblaba como una hoja. Recuerdo que tuve miedo de estropear mi acreditación con el sudor de mis manos, pero ese pensamiento solo duró un segundo porque enseguida vinieron las ganas de llorar. Ya me había pasado unas cuantas veces en el transcurso de la mañana, pero había podido controlarme. ¿Por qué llorar? Pues seguramente los nervios del proceso ayuden mucho pero principalmente me ocurría cuando me hacía consciente de lo que significaba para mi aquella mañana de abril. De que sería el principio y el fin de muchas cosas. De que habría terminado una etapa dejándome abierta una puerta a la que me había costado mucho tiempo, trabajo, esfuerzo y sufrimiento poder acceder.

Y llegó el momento cumbre. Ese momento en el que la funcionaria con voz de bingo dice mi nombre y espera a que yo diga especialidad y lugar. Lo digo en bajo y con voz temblorosa, teniendo ya los ojos inundados en lágrimas. Y es entonces, cuando escucho eso que viene tras mi nombre, eso de "Medicina Familiar y Comunitaria en Palma de Mallorca" cuando no puedo contenerme más. Casi no veo el intro y estoy temblando tanto que me tengo que concentrar en llegar hasta él y pulsarlo debidamente. Soy consciente de las miradas estupefactas de los dos funcionarios que han escrito mi petición en pantalla y cuando oigo "adjudicada" llegan también algunos aplausos. Pero casi no me paro a escucharlos porque tengo una sonrisa gigante dibujada en la cara, un mogollón de lágrimas saliendo a borbotones y unas ganas de salir a correr y gritar mi plaza a los 4 vientos que no me contengo. Me costó un gran esfuerzo concentrarme en lo que me decían los funcionarios que me dieron la acreditación al salir de la sala y tuve que tranquilizarles cuando vi su cara de susto por mis lágrimas. Después una guardia de seguridad me pidió la pegatina de identificación para poder abandonar el Ministerio y vislumbré la misma estupefacción de los funcionarios del ordenador. Ningun@ de mis anteriores compañer@s debió llorar.

Entonces salí por fin, y me dejé llevar. Lloré, lloré y lloré, lloraba y reía a la vez. No fui consciente de la gente que me rodeaba, ni del tiempo que hacía, solo de lo que sentía. No puedo describir la sensación que me recorría de arriba abajo. Me sentía tan feliz, tan contenta, las palabras dichas en el ministerio retumbaban en mis oídos como la canción más bonita que haya escuchado en mi vida. Yo, Belén, residente, residente de medicina de familia, de MEDICINA DE FAMILIA y en Mallorca!! Y entonces lo supe, supe que no me había equivocado, que es lo que quería elegir y es lo que quiero. Pulsé el botón sin un atisbo de duda y con la sensación más maravillosa del mundo recorriéndome las entrañas. Quiero ser médica de familia con todo mi corazón y con toda mi alma, ¿aún tengo que explicarlo?

Y ahora es cuando viene mi alegato final:
No pecaré de ingenua pensando que mi futuro será de color de rosa y aceptaré las dificultades que vengan y los reveses que haya de sufrir, porque un camino que merece la pena siempre está lleno de obstáculos y de pruebas. Pero no renegaré ni me arrepentiré de haber escogido esta especialidad porque sé que puedo llegar a ser una buena médica de familia y lo voy a intentar con todas mis fuerzas. Sirva esta declaración para ahuyentar a tod@s aquell@s que me han mirado con cara de pena cuando me preguntaban que quería elegir. Sirva para dejar claro que ésta ha sido mi elección, que me siento tremendamente feliz con ella y que nadie con su condescendencia, suficiencia o paternalismo me la va a arrebatar.
Ser médica de familia es LO QUE QUIERO HACER CON MI VIDA, es la especialidad más bonita del mundo y sólo quienes no la conocen de verdad o quienes no me conocen a mi pueden sentir pena o pensar que soy una ingenua o una idealista (esto quizás es un poco verdad, pero no resta valor a mi alegato, que conste).

Que no me siento valiente, ni atrevida por haber elegido familia. Me siento pura y simplemente FELIZ.

Ahora solo espero estar a la altura y dar lo mejor de mi en el desarrollo de esta nueva etapa que me espera, aprender mucho y aportar mucho. A mi unidad docente, a mis compañer@s y a mis pacientes (mis pacientes!! :D). Fin del alegato.

Fdo: Belén - R1 de Medicina Familiar y Comunitaria (y muy feliz).



FOTOS
- Arriba: La camiseta que llevé el día del examen MIR con el mensaje que quería llevar como lema
- Abajo: Yo visitando la ciudad que hoy sé que será mi hogar los próximos 4 años (Mallorcaaaaa!!) :)

31 comentarios:

  1. Felicidades! Una muy buena elección!
    Este puede ser tu compromiso como médica de familia http://compromis.camfic.cat/Carta_es.aspx
    @MireiaSansC

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por tu elección. Por desgracia la cuestión no es si tú quieres ser médico de familia, sino si la administración te va a permitir serlo cuando acabes la residencia. Descubrirás que un médico de familia sin cupo estable es como un traumatólogo sin quirófano... y ahora mismo tener un cupo estable es imposible... ¡Pero que no sea por no intentarlo!

    ResponderEliminar
  3. Yo tambien tengo vivencias intensas de ese dia. Jamas lo olvidare. Ha sido un largo camino lleno de esfuerzos y sufrimientos. Pero ha merecido la pena.
    ¡¡¡SUERTE HIJA MIA!!!
    No me cabe duda de que vas a ser una medica maravillosa.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena!!! Me ha encantado la entrada!
    Ahora a disfrutar y seguir siendo feliz!!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por vuestros comentarios! :)

    Mireia: me gusta mucho el compromiso, pondré mis datos para que me lo mandéis en cuanto tenga piso en Mallorca!

    Anónimo: sé que lo que comentas es una realidad, pero también es cierto que dentro de 4 años, ¿quién sabe como estarán las cosas? Además no tengo ningún problema en irme fuera, de hecho siempre he querido hacer cooperación, y como médica de familia creo que podré aportar mucho. ¿Y qué le voy a hacer si tan convencida estoy de que ese es mi camino, aún sabiéndolo complicado? :)

    Mamá: qué te voy a decir que no sepas, gracias por todo!!

    Miriam: enhorabuena a ti también, que sé que estás tan enamorada de la pediatría como yo de la atención primaria! Te deseo lo mejor!!

    ResponderEliminar
  6. Sense and sensibilty
    Sigue así. Seràs una gran MF , no te quepa duda

    ResponderEliminar
  7. Victoria eres una crack!! qué decir... mejor imposible, sobre todo porque has elegido ser feliz y eso es lo más importante.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Preciosa entrada! Que seas muy felíz!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Ayyyyy, cómo me alegro por ti! :D

    Desde pequeñitas creo que hemos sabido, aunque fuera internamente, lo que queríamos SER en realidad, aunque los caminos no hayan estado siempre claros (en mi caso al menos, como sabes), pero al final, si se escucha esa vocecita interior que nos chiva lo que sentimos y le hacemos caso, nunca cometeremos una equivocación, porque seremos felices haciendo lo que realmente queremos hacer. ¡¡Eso es la vocación!!

    Muchísimos besis, guapísima. Sigue escuchando a tus vísceras, pues son un termómetro muy acertado de nuestros sentimientos, siempre que entiendas su lenguaje. :D

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por comentar y por vuestro apoyo! :)

    Marta: totalmente de acuerdo con tu comentario. Espero tener siempre esa capacidad de interpretar a mi vocecita interior! ;) Un besazo!

    ResponderEliminar
  11. Eres de lo que ya casi no hay y te felicito por eso. Esto que diré no lo digo porque, quizás, sea un cascarrabias o un resentido (aunque creo que no lo soy); demasiado dramatismo, lágrimas y almíbar para describir la travesía de la adjudicación, nada solo eso. Pareces una buena persona y la vocación a la medicina la tienes a flor de piel...FELICIDADES!

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena! Me ha encantado leerte, describes a la perfección lo que yo pienso de nuestra especialidad. Un abrazo de otra R1 de mfyc, yo en Barcelona!

    ResponderEliminar
  13. Felicidades!!me ha gustado muxo, yo tb soy resi de familia en ibiza y cada dia estoy mas feliz de serlo, y la gente q hace otras especialidades y no nos valoran, me gustaria verlos pasar una consulta en la q tienes q hacer.de.todo en tan poco tiempo,.a veces.te.sorprendes,.bueno muxo animo,.q esta espevialidad se tiene q hacer.de corazon

    ResponderEliminar
  14. Yo tambièn vivì eso mismo el año pasado. Fue uno de los mejores, si no el mejor dìa de mi vida. Estuve llena de emociòn y de vida, tmb elgì familia, a a dìa de hoy, soy la persona más feliz del mundo con mi elecciòn! Ánimo, te va a encantar!!beso!!

    ResponderEliminar
  15. A mis compis de residencia (Elena y Anónim@ de Ibiza): muchas gracias!! Que me contéis vuestra experiencia no me hace si no reafirmarme en que la MFyC engancha y enamora. Espero que nos encontremos por el camino! Un abrazo!

    A anónim@ 2: me has hecho sonreír! ;) Seguramente tengas razón, igual puedo pecar de dramática o lacrimógena en esta entrada, pero así ni más ni menos fue como ocurrió todo y como me sentí (así soy yo!). Y sinceramente, espero no perder nunca esta capacidad de emocionarme y de sentir la vida a flor de piel. Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  16. Woody Allen decía "me interesa el futuro porque es allí dónde pienso pasar el resto de mis días" Y saber que en nuestro futuro y en mi futuro hay personas como tú, me reconforta y me tranquiliza. Ser médico de familia va más alla de una profesión o una especialidad, está tan llena de valores y compromisos que es una filosofía de vida en si misma. Ser MÉDICO DE FAMILIA(con mayusculas) es comprometerse con las personas, con la sociedad, con hacer bien las cosas y como dice nuestro Programa "el médico de familia no espera tiempos mejores, los hace mejores" Tienes la actitud y ahora durante estos años vas a llenar la mochila de conocimientos y habilidades y en este carro vamos a seguir peleando desde todos los sitios que podamos para hacer realidad que el MF sea el eje central del sistema porque es asi y sólo asi como se mejora la salud de la personas. Desde la Comisión Nacional de Medicina Familiar y Comunitaria te damos la bienvenida a ti y a todos los que entienden y comprenden la esencia de esta disciplina, especialidad y profesión y que la MEDICINA FAMILIAR Y COMUNITARIA es la ESPECIALIDAD, y es la Especialidad en lo mas importante: en las PERSONAS. Y te puedo garatizar por experiencia propia que efectivamente ENAMORA Y ENGANCHA y que, si nos dejan, no se pasa con el tiempo. Un fuerte abrazo y ADELANTE!!!

    ResponderEliminar
  17. El futuro es tuyo. Sigue adelante con esa fuerza y esa emoción, y no pierdas esa capacidad de observación de la realidad que te rodea. Algunos comentarios que has recibido son pesimistas (ellos dirán que realistas) pero piensa que los que nos dirigen no son distintos a nosotros, también son médicos de familia. Algún día lo podrás ser tu. Enhorabuena a ti y a la Unidad que has elegido. Vas a ser para ellos un gran reto y una gran responsabilidad.
    http://sites.google.com/site/mfyclalaguna/
    http://mfyclalaguna.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. Jovencita, hoy precisamente hablamos de usted en el centro de salud. Enhorabuena, Belén. Fue un placer conocerte y poder enseñarte un trocito de nuestro rincón cartujero. Que seas muy feliz y encuentres lo que buscas en Mallorca. :)

    ResponderEliminar
  19. Belén!! Felicidades por tu elección!!

    Me llamo Aarón y soy médico residente de primer año en La Laguna (Tenerife).

    Al igual que tu elegí ser médico de familia desde que roté por el centro de salud donde ahora estoy como residente en la carrera (San Benito - La Laguna).

    Ya próximo a que me convierta en un par de días en R2 he realizado una retrospectiva de todo lo que ha acontecido en estos últimos meses y me quedo con las siguientes impresiones que espero que refuerzen aún más tu decisión:

    1. El papel del médico de familia está mal visto desde la carrera porque nuestra formación la impartían (o al menos hasta ahora lo estaban haciendo) médico especialistas hospitalarios; con el desconocimiento que supone de entrada.
    2. El lugar de trabajo de un médico de familia es totalmente diferente que el de un médico de otra especialidad; desde dos vertientes:
    - La primera desde el tipo de personas: el especialista se centra en lo bio (es decir, en la enfermedad en exclusivo); el médico de familia en lo bio-psico-social (es decir, entiende la enfermedad desde la perspectiva personal del paciente y del entorno/ambiente próximo que lo rodea).
    - La segunda que el médico de familia acude con ganas a ver a sus pacientes al Centro de Salud; para los otros especialistas acudir al Centro de Atención Especializada (CAE) es lo más próximo a un castigo (para muchos es como visitar las colonias)!!
    3. El médico de familia es el primer eslabón de la cadena médica (por mucho que ese papel se lo quieran otorgar otros especialistas) y por ello al que más recursos se debería de dotar en los presupuestos anuales (no por gastar más en atención especializada hospitalaria se van a resolver más problemas; al contrario, se derivarán un mayor número de pacientes donde el circuito de AP esté más restringido (peticiones de eco, peticiones de TAC/RMN, rejustificación de petitorios analíticos, y un largo etc...))
    4. Los médicos de familia son los que más situaciones de Urgencias médicas valoran; estamos en la primera línea de fuego siempre!!
    5. Muchas veces (y creo que mal informados...) es la última especialidad que eligen otros compañeros MIR; cuando realmente es, o al menos lo veo así ahora, es una de las especialidades más complejas para hacer el postgrado.

    Sin embargo, me quedo con una reflexión que me hizo un colega médico de familia:

    " El médico de familia es diferente del resto de especialistas hospitalarios; mientras el especialista hospitalario está centrado en el órgano hasta el punto de olvidarse del individuo, nosotros damos el valor principal al individuo. En resumen son especialistas en órganos, nosotros somos especialistas en personas "

    Un saludo y muxa suerte con tu elección. Créeme merece la pena!!

    ResponderEliminar
  20. Buenas noches Belén. Muchísimas felicidades por la elección que has elegido. Yo soy R4 (a 16 días de terminar la especialidad de MFyC) y simbólicamente te cedo el testigo. Que sepas que digan lo que digan y escuches lo que escuches, has elegido, probablemente, la especialidad más bonita y enriquecedora de todas. Serás profesora de todo aunque maestra de casi nada, pero sinceramente que todo el mundo tendría que hacer familia para aprender MEDICINA en mayúsculas, y luego si quieren otra especialidad.

    Como te han dicho en otro comentario, el problema es que la Administración quizás no te deje trabajar como Médico de Atención Primaria cuando termines tu residencia...pero en cuatro años la vida cambia mucho, y ahora es momento de celebrarlo Me alegro mucho por tí, por tu decisión y por la entrada tan "valiente" que has dicho. LLegará un día en que la gente no se compadezca por alguien que esté haciendo Familia y sientan el mismo orgullo que sentimos nosotros.

    Disfruta de estos maravillosos 4 años que vienen

    ResponderEliminar
  21. Violeta: cuánto me alegra que después de un año aún recuerdes lo que sentiste, y más aún sigas con las mismas ganas. Eso me da mucha fuerza! :D Gracias!!

    Verónica: me has emocionado!! Muchas gracias por tus palabras y por lo que transmiten! Con gente como vosotr@s alrededor, cómo no voy a estar ilusionada? Gracias, de corazón!

    JRVD: muchas gracias por tu comentario y por la confianza! Me consta que me espera un gran equipo :) Genial vuestro blog, me lo apunto!

    Tere: qué ilusión tu comentario! Jo que me pongo colorá! :D A mi me encantó visitar Granada y pasar ese ratito en vuestro acogedor centro rosa!! Espero que tengamos más ocasiones para vernos y compartir experiencias. Mil gracias por todo, recuerdos a Juanma y un abrazo enorme!

    Aarón: muchas gracias por tu reflexión, estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo de "especialistas en personas" ya lo había leído por ahí en un decálogo que ahora no tengo a mano pero que me gustó muchísimo. Aunque me consta que molesta un poco a compañer@s de otras especialidades ;) Sin embargo, creo que es la mejor manera de describir la MFyC para quienes, por ignorancia, la desprecian (yo era una de ellas hasta hace muy poco!). Mil gracias por pasarte por aquí y comentar. Espero que tengamos la oportunidad de conocernos :) Un saludo!

    Juan: muchas gracias por comentar, conozco tu blog desde hace un tiempo y te leo asiduamente. Tus últimas entradas reflejan la dura realidad de hoy y entristecen, pero me alegra ver que aún así tienes esa percepción tan bonita de esta especialidad. Te deseo muchísima suerte y espero que lo que dices pronto se cumpla! Un abrazo y mucha fuerza!! Gracias!!

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado la convicción y el sentimiento con el que escribes. Yo también he elegido plaza este año y me he sentido muy identificada con tu manera de explicar esos momentos vividos en el ministerio.. Fue uno de los dias mas emocionantes que he vivido.
    Mucha suerte en tu camino, por tus palabras estoy segura de que serás una gran médico de familia si todo lo encaras con la misma pasión.

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias A, por pasarte y por tus palabras :) Me alegra que compartamos la pasión por esta profesión. Te deseo lo mejor con esa plaza que has elegido, seguro que serán unos años inolvidables!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Me ENCANTÓ la sensibilidad con la que has escrito, y lo de la camiseta me ha flipado! jaja, que original, este año me voy a hacer una!! Me adjunto con tu permiso de seguidor. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias Universitólogo! La camiseta es de un grupo de música extremeño: "El Desván del Duende". Todo el dinero recaudado va para FEDER, porque la letra es de una canción que sacaron sobre la discapacidad. Pero solo se vende en Badajoz. Yo me lo acoplé como lema para el MIR porque me encanta el mensaje! ;) Gracias por comentar y por hacerte seguidor! Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. Belén, estoy leyendo esto después de un duro día de trabajo, haciendo lo que más nos gusta, con sus sinsabores y con sus alegrías, pero con la satisfacción de saber que estamos dando lo mejor de nosotras...
    todavía me quedan pacientes afuera, esos que vienen sin consulta a contar te del marido ingresado, de lo que le ha dicho el especialista, a pedirte consejo o a ser simplemente escuchados...algo haremos bien y diferente a otros cuando a la puerta de nuestras consultas siempre hay alguien que sale más aliviado...y muchas veces no recetamos medicamentos ni pedimos exámenes...
    disfruta y vive...besos, Eshter

    ResponderEliminar
  27. Belén escojiste la mejor especialidad del mundo. Ya van 15 anos desde que yo la hice y todavía no me he arrepentido un único día...y te aseguro que da más satisfacciones y alegrías de lo que te imaginas....
    Puede que no seamos famosos, ni sea la especialidad más renombrada, pero todo el mundo se acuerda al final de su médico de família y acabas siendo uno más en esos núcleos: riéndote, llorando, creciendo y sufriendo con ellos...
    Muchos besos...Esther

    ResponderEliminar
  28. Hola Belén, me agrada la manera en la compartes tus experiencias, y me alegra la elección que has tenido. A mí aún me faltan algunos años para llegar a estar tan emocionada como tú en ese momento (: . He leído otros post tuyos pero este me agrado en especial. Suerte y muchos éxitos! Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
  29. Acabo de llegar a tu blog, y estaba curioseando cuando me he encontrado con esta entrada.

    Me has puesto los pelos como escarpias con tu seguridad, tu sinceridad, tu ilusión y tu felicidad. Espero de verdad que te vaya todo muy bien, porque médic@s así son los que realmente valen la pena.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  30. hola de antemano felicidades puesto que supiste como lograr tomar una decision tan fuerte. me sirivio de mucho lo que lei ya que en verdad m hizo ver cosas que son ciertas y que en verdad valorar lo que uno quiere es lo que realmenre importa. gracias :) javier A.

    Pd. exito en tu viaje de especialidad! espero m pase lo mismo
    javi_punk22@hotmail.com

    ResponderEliminar
  31. Hola Belén! gracias por este post, me ha emocionado bastante. Estoy preparando el mir y hace ya año y medio descubrí sin quererlo que lo mío es la medicina de familia (aunque durante toda la carrera he sentido que tenía que ser médico general). Tus palabras aparte de ánimos me ayudan a tener aún más claro el camino!

    Es posible que puede escribirte a alguna dirección de correo electrónico? tengo muchas dudas sobre dónde hacer la residencia y no sé muy bien a quién preguntar... gracias de antemano y perdona molestarte.

    Un fuerte abrazo,

    Ana

    ResponderEliminar