lunes, 31 de diciembre de 2012

Stronger



Por fin se acaba este año. 2012 se despide en lunes. ¡Y ya era hora!

Y es que este año para mi ha sido muy duro. Mucho. Probablemente el peor año que he vivido hasta ahora, sobre todo en lo personal. Uno de esos años que son una prueba de resistencia, un "a ver hasta dónde puedes llegar sin venirte abajo."

Y aquí estoy. He crecido en decepciones, en dolor, en sacrificios. He tenido que hacer acopio de fuerzas día tras día para poder levantarme y sonreír a pesar de todo. He sacado fuerzas de quienes han estado ahí y a quienes en su momento di las gracias por ser mi luz al final del túnel. He sobrevivido a este año de penas con muy pocas alegrías.

Ciertamente, para mi el año no acaba hoy si no el 2 de febrero, y estirándonos un poco más, el 20-21 de mayo. Para entonces espero empezar mi nueva vida y una nueva etapa tras alcanzar la primera de las metas que me había marcado: ser médica interna residente. Ahora esas fechas son las que me dan fuerzas para este último mes infernal de preparación del examen MIR.

Sin embargo, espero saludar a los primeros días y meses del 2013 con algo más de optimismo. Rescatando lo bueno que tengo en mi vida, las personas que todavía la forman y la llenan, y mirar a lo que me espera con ilusión, con energía, con motivación.

La vida es injusta y duele. Nadie está a salvo del dolor y a veces cada día supone una enorme lucha. Y tal y como yo lo veo, podemos enfrentarnos a ella de dos formas: o nos rendimos al desánimo y pasamos por ella como fantasmas, o la convertimos en una manzana y le damos un enorme mordisco.

Cada día que pasamos en este mundo es una oportunidad de hacer las cosas mejor, de crecer, de transformar nuestra vida en una huella que marque lo bueno que tenemos dentro y que hemos tenido a bien repartir. Contestar al dolor con esperanza, al sufrimiento con fortaleza.

Lo maravilloso de este mundo es que hay multitud de ejemplos en los que apoyarse, personas que con su testimonio y con sus vidas dejan constancia de que otro mundo es posible, de que si se quiere se puede.

Yo en este nuevo año, voy a buscar mi fortaleza y a agarrarla bien fuerte. Voy a dar un gran mordisco a mi manzana. Voy a empezar a vivir otra vez.

Feliz 2013 a quienes me leáis, y a quienes no también. Os dejo con un vídeo precioso que me viene fenomenal para terminar. Be Stronger :)


"What doesn't kill you makes you stronger. Stand a little taller."



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada