sábado, 21 de mayo de 2011

Que ya no queda nada...I CAN


Hace ya un tiempo, empecé a seguir regularmente los blogs de varios médicos bastante famosos en este mundillo de la blogosfera.
Uno de los que he descubierto más recientemente, y de los que mas me gustan es el que escribe una residente de cirugía general. Hoy he estado ojeando varias de sus entradas antiguas y he dado con una dedicada a los tumores óseos, de trauma. La casualidad ha querido que precisamente sea ese el tema que yo me estoy estudiando hoy, en vista de mi próximo exámen el jueves que viene.

Leyendo lo que escribía hace solo 2 años, me he dado cuenta de que yo estoy casi en el mismo punto en el que estaba ella entonces. Ahora es R2 de cirugía, pero hace no mucho escribía sobre los profesores, la facultad y las prácticas, tal y como hago yo ahora.

Cuando me pongo a pensar que hace ya 5 años que pisé por primera vez la facultad de medicina... Desde luego he cambiado un poco desde aquella primera clase de bioquímica. Ahora se unas cuantas cosas más, al menos.
Por ejemplo sobre cómo es el día a día de un hospital y de los médicos, o sobre las diferencias tan grandes que hay entre las especialidades (a pesar de que todos sean médicos). Y puedo desenvolverme cada vez mejor ante las preguntas de mis familiares o de mis amigos no-médicos, por lo menos para aliviar su curiosidad sobre ciertos temas muy populares.

Y aunque ahora estoy estudiando trauma como si no hubiera mañana, dentro de muy poco estaré peleandome con algun caso REAL difícil, o (espero) alguna operación peliaguda.

Ya no queda nada.

Este último mes fatídico de exámenes se me antoja bastante más incómodo que otros años. Estoy lejos de mis amigos y de mis padres, que tantísimo me apoyan cuando me vengo abajo o me da la sensación de que mis interminables horas de estudio son infructuosas.
Además tengo la "suerte" de que el primero sea un examen oral de 58 temazos largos y difíciles, de una signatura anual, que se está comiendo todas mis horas del día y mis esperanzas de aprobar ésta y las que vienen detrás. Y es que es mi 1º examen oral obligatorio. Sola ante el peligro con un profesor que tiene fama de exigente...

A pesar de todo seguiré al pie del cañón, consumiré todas mis energías en hacer todo lo que pueda por superar este junio. Y llegar a Badajoz sin pendientes para septiembre. Ojalá todo salga bien.

1 comentario:

  1. Mucho animooo!!!k veras como puedes con eso y con lo k te propongas!!como siempre has hecho y como siempre haras!!un besoo!!

    El anonimo de siempre ;)

    ResponderEliminar