martes, 18 de enero de 2011

Época de exámenes

Enero en Málaga, Badajoz, y toda España es un mes malo para los estudiantes. Sea la carrera que sea, tengas las asignaturas que tengas, si eres estudiante universitario, enero es un mes de biblioteca, luz de flexo y muuuuucha fuerza de voluntad para hechar horas y horas delante de apuntes, libros y ordenador.

En Málaga la biblioteca de la facultad de medicina cierra a las 8:30 (he de decir que en Badajoz, los funcionarios son media hora más trabajadores xD). Hoy, mañana completa con clases y prácticas de dermatología. Por la tarde sesión de 4 horas de biblio. Y después vuelvo a casa dando un paseo. El móvil, unos auriculares, buena música... ¿qué mejor manera de despejarse que poner música de marcha a toooooda pastilla, sonreir de oreja a oreja y bailar, saltar, correr hasta llegar a casa jadeando, cansada por un día completo, pero feliz? Y pasar al lado de la gente mientras sonríes, ladeando la cabeza y canturreando mientras quizás ellos piensen que estás borracha. Sí, borracha de vida, del calor del sur, de la luz del sol.
Porque en tiempos de estudio, de estrés, de salir poco, de agobiarse, de enfrentarse a exámenes que parecen estar escritos en chino... es cuando más necesitamos salir de nosotros mismos, hacer locuras, perder la verguenza de hacer el ridículo en medio de la calle que recorres cada día para ir a estudiar.
Hoy os animo a practicar un ejercicio: probad a sonreir por nada, quizás cuando lo hagais encontreis una buena razón para hacerlo.

Cosas que hacen de hoy una aventura nueva:
- Entrar consulta de dermatología para acabar practicando mecanografía mientras transcribía al ordenador los datos de los pacientes, porque a los médicos todavía les cuesta acostumbrarse a las nuevas tecnologías.
- Conocer a 2 compañeros de 5º, compartir un viaje de autobús, un ratín en el banco de fuera esperando la hora de clase, y una clase. Que viva la gente simpática de Málaga :D
- Salir de la biblio y escuchar cómo un compañero de 6º con el que nunca he hablado, pero al que veía cada día a las 8 de la mañana, me llama por mi nombre y con una sonrisa.
- Llegar a casa y bailar en la habitación hasta caer exhausta, para darme después una ducha calentita y sentarme al brasero para comentar el día con mis compis de piso.

Y es que la vida hay que saber vivirla y endulzarla. Feliz 18 de Enero. Y sólo porque sí (o también, porque nunca habrá otro día igual). ;)

3 comentarios:

  1. Hola compi de blog ^^
    Andaba echándole un vistazo a los blogs y creo
    que te puede interesar el mío si te gusta leer literatura personal,
    informarte sobre la actualidad (belleza, salud, videojuegos) y debatir
    sobre los acontecimientos de la vida y filosofar un poco.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si lo deseas. Gracias ^^

    ResponderEliminar
  2. Está muy chulooooooooooooooo lo que escribes!! Que yo si te leo eh!!!!
    Se te echa de menos, Un abrazo muy fuerte Narizota Roja ;D

    ResponderEliminar
  3. Gracias Iris!! Eres un solete! ;) Me alegra mucho saber que eres una fiel seguidora. Yo también os echo tela de menos!

    ResponderEliminar