lunes, 4 de octubre de 2010

De color....Andalucía



Empieza hoy mi 3º semana de clases en la facultad de medicina de Málaga, y acaba mi 3º fin de semana en esta ciudad.

El tiempo pasa volando.

Los primeros días se me pasaron poniendo a gusto mi habitación, con fotos de mi gente y las frases que me regalaron antes de venir aqui. Ahora me parece casi que estoy en casa, con toda la gente que me quiere a mi alrededor, sonriendo desde las paredes de esta nueva habitación. Miles de momentos en imágenes, miles de recuerdos que me acompañan en esta nueva aventura.

Además tenía que hacer la compra y elaborarme un menú sano y barato. Temía no poder comer lo que me cocinara ya que he de reconocer que nunca me había puesto ante los fogones, excepto para algunas pequeñas cosas facilitas. Ahora no es que sea una gran chef, pero me defiendo y al menos puedo decir que como muy agusto.

De mis compañeras, solo estaba aqui Belén (otra Belén) que trabaja en Málaga desde hace 6 meses, pero tiene un horario a jornada completa, por lo que hasta las 7 de la tarde no la veía por aqui en días laborables. Asi que he estado prácticamente sola, haciéndome a esta ciudad extraña pero a la misma vez familiar.
Y es que aqui tengo gente que cuida de mí y desde el primer día tuve planes para conocer sitios y a gente nueva.

Gente nueva. Una de las cosas que más me gusta del mundo es conocer gente nueva. ¿Cuánta gente me quedará aun por conocer? ¿A cuántos desconocidos me cruzo cada día por la calle?

Hoy es lunes, 4 de octubre. Llevo aqui exactamente 16 días y puedo decir que he trasnochado en la feria de torremolinos, que he cenado tapas con tinto de verano en uno de los bares más famosos de teatinos, que he estado en la playa con bocatas y una baraja de cartas, que he comido helado en 2 heladerías artesanales y que he echo botellón en el piso de un chico que acabo de conocer.

Y lo más importante. Puedo decir que tengo un grupillo de gente con el que salir los fines de semana, compartir mis primeros pasos en esta gran ciudad y en quiénes apoyarme, pues ellos están viviendo mis mismas circunstancias. Somos los estudiantes Sicue-Séneca de Málaga. A lo mejor no queda tan glamuroso como decir "Erasmus" pero resulta que a nosotros, los que venimos de intercambio de otras provincias españolas, nos tienen olvidados en nuestras facultades, no nos enseñan a desenvolvernos ni nos tienen en cuenta a la hora de hacer convivencias o encuentros como a los estudiantes internacionales.

Asi que solo nos queda hacernos una piña, conocernos y reunirnos para salir y pasarlo bien, pero también para integrarnos en la universidad de destino y que nuestra aventura sea un poquito más fácil.


Desde aqui hago un llamamiento a todos los estudiantes que tengan Sicues o Erasmus en sus facultades, para que les echeis un cable, que si veis a alguien nuevo y un poco perdido le digais "Ey que tal? Eres de fuera? Como te llamas? Quieres sentarte con nosotros?" Porque en serio, a todos nos encantaría que alguien nos ofreciera una mano en los primeros días. Y hasta que no eres tu el que te vas no te das cuenta...

Y bueno, todo sigue bien por estas tierras. Aún no tengo ganas de estudiar, pero cada vez se acumulan más apuntes...
Presiento que en breve tendré más historias que contar. Hasta más ver ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario